Celebremos los 29 años de la casa Mariátegui

El Museo José Carlos Mariátegui fue fundado el 14 de junio de 1994 con ocasión de celebrarse el centenario del nacimiento de uno de los principales pensadores peruanos del siglo XX. El museo se encuentra en una casa de principios del siglo XX, que fuera la residencia del Amauta José Carlos Mariátegui y su familia los últimos cinco años de su vida. Fue su hogar junto a Ana María Chiappe y sus hijos Sandro, Sigfried, José Carlos y Javier. Sería en este inmueble donde se produjeron obras de gran importancia como «La Escena Contemporánea» (1925), la Revista Amauta (1926) y «Siete Ensayos de Interpretación de la Realidad Peruana» (1928).

El Museo conserva parte del mobiliario, documentos, libros, objetos personales, el denominado «Rincón Rojo» y las oficinas de la revista Amauta. Actualmente, cuenta con una exposición permanente constituida por 3 espacios principales: El vestíbulo, en donde se narran textos sobre la vida personal de José Carlos Mariátegui junto con un poema dedicado a su esposa Anna Chiappe y una carta escrita a su primera pareja Victoria Ferrer. 

El Rincón Rojo, es un espacio emblemático debido a que en este lugar Mariategui recibía a diversos intelectuales, artistas, dirigentes políticos y sindicales de la época, como Luis Alberto Sánchez, Martín Adán, Ángela Ramos, Estuardo Núñez, José María Eguren, Hildebrando Castro Pozo, Magda Portal, Jorge Basadre, Julia Codesido, José Sabogal entre otros. Actualmente, este espacio sigue siendo dedicado a la cultura, aquí se realizan presentaciones de libros, obras teatrales y charlas.

El último espacio es la Sala Memoria, lugar que Mariátegui empleó como su oficina y lugar de trabajo. En este ambiente podemos encontrar la máquina de escribir con la cual escribió los Siete Ensayos de Interpretación de la Realidad Peruana, inició la revista Amauta, concibió el diario Labor y redactó los estatutos para la conformación de la Confederación General de Trabajadores del Perú. Además, se exhibe un collage de revistas de la época entre ellas del Amauta. También podemos encontrar la máscara mortuoria elaborada por Artemio Ocaña. El recorrido termina con un gran mural sobre José Carlos Mariátegui elaborado por Roy Uribe.

El museo busca ser un espacio cultural, cuenta con un auditorio y una sala de exposición temporal. Encontramos también, una biblioteca que reúne los escritos del propio Mariátegui, su generación y libros de reconocidos intelectuales sobre distintas materias de las humanidades como son la historia, sociología, antropología, arte, política y afines. Además, cuenta con colecciones bibliográficas, alberga material hemerográfico que está directamente vinculada a la vida y obra de José Carlos Mariátegui. Uno de los objetivos del museo es incentivar la investigación. Conserva también una la pinacoteca de retratos del escritor, se encuentra la obra de Julia Codesido y del argentino Emilio Pettoruti, entre otros artistas nacionales y extranjeros. 

Rostros del Amauta

En el marco del aniversario del museo y la celebración del nacimiento de José Carlos Mariátegui se organizó la exposición temporal «Rostros del Amauta», donde se puede apreciar parte de la pinacoteca que sobre él conserva el museo. Son piezas de artistas plásticos representativos del arte contemporáneo, quienes, inspirados en la imagen de José Carlos Mariátegui, han plasmado en diferentes soportes su particular visión. Esta exposición estará hasta el 23 de junio.

Sin duda, es un espacio de gran valor en la medida que nos ofrece la oportunidad de acercarnos a la vida y obra de uno de los pensadores más reconocidos del Perú, y al indagar sobre él se abre un dimensión cultural, social y política que viene acompañada de su legado. Incluso la historia del inmueble que hoy es sede del museo posee anécdotas que acompañan a la figura de Mariátegui.

Historia de la casa

La casa es un antiguo solar construido en los primeros años del siglo XX en lo que fueran los extramuros de la Lima en ese momento, es una casa de un solo piso y su construcción guardaba las características arquitectónicas básicas de su época. Fue ocupada por José Carlos Mariátegui  junto con su esposa y sus cuatro hijos, desde el 1 de junio de 1925 hasta su muerte acaecida el 16 de abril de 1930.

Luego de la muerte de Mariátegui el lugar fue dejado por su esposa e hijos, y fue ocupado por diferentes personas. Sin embargo, a los pocos años de la desaparición del Amauta, ya se oían voces que insistían en la necesidad de crear en ella un espacio que sirviera para difundir la obra del insigne pensador.

Después de años de reclamos y advertencias hechos por los intelectuales más connotados del siglo pasado, la casa en la que vivió José Carlos Mariátegui fue salvada de la demolición en 1972, por el Instituto Nacional de Cultura del Perú, que la declaró Monumento Histórico Republicano. Este fue sólo el primer paso, pues dada en alquiler desde hacía tiempo atrás por los propietarios de entonces, la tugurizada edificación aún corría el peligro de perderse.

En el segundo gobierno del arquitecto Fernando Belaúnde Terry se logró su incorporación como patrimonio público, recibiendo sus dueños un terreno en permuta. Sin embargo no se logró la recuperación. Tampoco la pudo hacer el alcalde de Lima, Don Alfonso Barrantes Lingán en el curso de su gestión, por sus divergencias con el gobierno de entonces, que debía facilitarle los recursos necesarios.

Durante el gobierno de Alberto Fujimori, y ante las ya reiteradas presiones de la intelectualidad peruana y extranjera, se inició la recuperación de la casa con el retiro de sus inquilinos precarios. La remodelación fue gestionada por la arquitecta Isis Bracamonte, de ENACE y el diseño de la remodelación fue encargado al arquitecto peruano Luis Graña. Fue entregada en la semana conmemorativa del Centenario del Nacimiento de José Carlos Mariátegui, que se celebró en todos los rincones del país y en la mayor parte de las naciones de América y Europa. 

Desde diciembre de 1995 pasó del Ministerio de Educación al Instituto Nacional de Cultura, abriendo sus puertas para acoger diversas entidades académicas y culturales vinculadas con el pensamiento del Amauta u otras actividades de similar índole.

 

Resaltan además que, siendo un espacio dedicado a la memoria de un pensador con sensibilidad social y de clara línea marxista no ha estado exenta de problemas que contradicen su quehacer como institución que brinda un servicio público con los intereses propios de la gestión estatal y los gobiernos de turno. En el año 2000, en pleno gobierno fujimorista, la exposición individual del artista visual Félix Álvarez titulada «Complejo Mi Perú» y con la «curandería» de Emilio Tarazona fue censurada y cancelada a pocas horas de la inauguración a pedido del director del Instituto Nacional de Cultura, tal parece estas órdenes vinieron de instancias superiores.​ A las pocas semanas la computadora de la Casa Mariátegui fue sustraída misteriosamente de la institución. 

La segunda censura sufrida que generó aún mayor polémica se produjo en el año 2007. La muestra «Dibujos en prensa 1990-2007» del artista Piero Quijano, planificada para inaugurarse el jueves 21 de junio de ese año, pretendió ser parcialmente censurada. Según se dice, a partir de un oficio enviado por el comandante general del Ejército, Edwin Donaire al Instituto Nacional de Cultura. El detonante de esta reacción fue un dibujo que –aludiendo al monumento de los soldados de Estados Unidos en Okinawa, en la Segunda Guerra Mundial– muestra a un grupo de soldados peruanos levantando un fusil contra la cabeza de un campesino andino. El propio presidente Alan García defendió el retiro de dicha obra argumentando que se había «insultado» a las FF.AA. con dibujos alusivos a crímenes militares.​ Esta censura propició que el director de ese entonces, Armando Williams, renunciara a su cargo y el artista decidiera retirar por completo su muestra. La exposición fue re-inaugurada en el Espacio La Culpable​ a los pocos días.

José Carlos Mariátegui: vida y obra

Nació en Moquegua el 14 de junio de 1894. Luego de una breve estancia en Huacho, con su madre y hermanos, José Carlos Mariátegui se trasladó a Lima.

Fue un autodidacta, pues no pudo terminar su educación escolar debido a su temprana enfermedad. Con solo 14 años ingresó a trabajar al diario «La Prensa» como operario, pero pronto por su capacidad intelectual, se convirtió en uno de los periodistas más importantes y destacados del país. Colaborador de diversos medios escritos importantes en su época. Mariátegui también fundó publicaciones como el diario «La Razón» y la revista «Nuestra Época», entre otros. En 1919, siendo Augusto B. Leguía presidente, es obligado a trasladarse a Europa, en donde conoce el marxismo y se identifica como socialista.

Regresó al Perú en 1923 y estableció una estrecha relación con el movimiento obrero-artesanal en auge. Dirigió la Universidad Popular Manuel González Prada y su revista «Claridad». En 1925 publica su primer libro, «La escena contemporánea». En 1926 saca a la luz la gran revista «Amauta», en 1928 publica el libro peruano más leído de todos los tiempos, «7 ensayos de interpretación de la realidad peruana». En este mismo año funda el Partido Socialista y la revista «Labor».

En 1929 impulsó la formación de la Confederación General de Trabajadores del Perú. Muere el 14 de abril de 1930 cuando tenía apenas 35 años de edad.

Entrada Libre

De lunes a viernes de 9:00 a. m. a 5:00 p. m. y 1er domingo de mes de 9:00 a. m. a 5:00 p. m.

No requiere inscripción.

Apto para todo público.

Puedes seguirlos en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Quiero que más gente se entere!

También podría gustarte

Promocionado

Ricardo III o El sueño del jabalí por Laura Silva

El Teatro Británico estrenó “Ricardo III o El sueño del jabalí”, basada en la famosa obra de William Shakespeare. La adaptación ofrece una nueva mirada del controvertido rey a través de las mujeres que lo rodearon.

Actualidad cultural

¿Realmente has estado en una experiencia inmersiva?

En un mundo cada vez más conectado y avanzado tecnológicamente, las experiencias inmersivas surgen como un fenómeno revolucionario que transforma la forma en que vivimos, aprendemos, trabajamos y nos entretenemos. Estas experiencias, que abarcan desde la Realidad Virtual (VR) y la Realidad Aumentada (AR) hasta simulaciones sensoriales y juegos envolventes, nos transportan a mundos alternos, desafiando las limitaciones de tiempo y espacio.

Promocionado

10° Festival Escena Sur 2024

El telón se levanta una vez más para dar la bienvenida a los amantes del arte y la cultura al Festival Escena Sur de la Universidad Científica del Sur, que se llevará a cabo en el Teatro del Museo de Arte de Lima del 3 al 9 de junio. En su décima edición, el festival presentará obras tanto de egresados de la carrera como de un invitado internacional, así como diálogos en escena y talleres internacionales que forman parte de la propuesta escénica.

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoRegresar a la tienda