Cine Caleta, una propuesta diferente para la noche limeña

Detrás de un portón de madera y en medio de una calle lejana al abismo cultural, se esconde esta casona antigua perteneciente a la familia de Aymee, una de las fundadoras de Cine Caleta, una propuesta de cine bar independiente que ha logrado llenar la agenda cultural de Lima en estos últimos meses. Con una escena distinta a lo cotidiano, Mariano Enríquez y Aymee Alayo nos traen una nueva alternativa con entrada libre para disfrutar la semana. 

¿Cómo se llegan a conocer ustedes, Mariano y Aymee?

Aymee: Nos conocimos la Navidad del 2015, el 25 de diciembre del 2015 para ser exactos. 

Mariano: Nos conocimos en mi casa, bueno…, en el departamento chiquito donde vivía… Yo tenía una botella de pisco macerándose hace ya algunos meses y ese día decidí abrirla e invitar a algunos amigos a casa. Aymee vino con un amigo y ahí nos conocimos, nos hicimos amigos.

Aymee: Al mes ya nos hicimos socios. Empezamos con un proyecto que tuvimos antes de Cine Caleta, se llamaba la Mecánica Verde. Era una propuesta de fiestas, aquí mismo también.

¿De qué se trataba este otro proyecto?

Mariano: Era música popular tocada por gente joven, tocaba gente de aquí, del barrio. Era con entrada libre y venía gente de distintos lugares, eso era algo que nos gustaba mucho. 

Aymee: De hecho, la primera edición fue de vinilos de salsa. Se llamaba «Vinilos que son la muerte». 

Mariano: La Mecánica fue bien chévere. Era la Mecánica Verde porque esta zona es una zona de mecánicos, como se habrán dado cuenta. 

Aymee: Así fue como se comenzó a conocer el espacio. Poco a poco la gente quería alquilar este lugar.

Viendo que se rodean mucho de propuestas independientes, nos surge la duda, ¿a qué se dedican ustedes en el día a día?

Aymee: Yo soy administradora, pero he tenido de todo en el trabajo… médica, derecho, arte… 

Mariano: Aymee tiene como seis carreras —ríe—.

Aymee: En realidad son tres, pero sí, he pasado por todo.

Mariano: Yo soy psicólogo, hasta hace un tiempo me dedicaba a la infancia y adolescencia, de manera independiente también. Soy independiente desde hace varios años, como diez o un poco más. Y bueno, ahora también le estamos dedicando bastante tiempo acá al Cine Caleta. 

¿Qué es Cine Caleta? ¿Cómo lo describirían ustedes?

Aymee: Para mí Cine Caleta es un espacio abierto a la comunidad en todo sentido, no solamente con la propuesta que ahorita estamos brindando de cine, sino que también queremos y buscamos que este espacio se consuma y se disfrute por todas las cosas que brinda. Me parece importante plantear un proyecto que pueda abrir las puertas con una propuesta de cultura a todos los vecinos de este barrio. Como yo he vivido aquí toda mi vida, los conozco y me encanta verlos disfrutar. Ya la gente del barrio está conociendo cada vez más el proyecto. Eso es lo más importante para mí.

Mariano: Es un punto de encuentro y también un lugar social. Yo considero que nuestra propuesta no viene de la academia, no somos cinéfilos y no trabajamos en la industria del cine, pero alguna relación con el cine tenemos. Entonces nuestra propuesta viene más del ocio que de la academia. Cine Caleta es un cine bar en donde hay una atmósfera peculiar para el cine con entrada libre.

¿Cómo así surge la idea de Cine Caleta?

Aymee: Era 2017. Nos encantaba este espacio y teníamos que sacarlo adelante de alguna manera. Ya no teníamos las fiestas así que se nos ocurrió una propuesta distinta. En realidad ha tenido un crecimiento enorme. En la primera función eran casi seis personas, luego veinte, la siguiente treinta y así fue dando vuelta la cosa.

¿Cuál fue la primera función?

Mariano: La primera función fue «Enter the Void», de Gaspar Noé, y de hecho la proyectamos en una pared distinta a donde proyectamos hoy, estuvo súper malo… Vino mucha gente, pero nunca más volvieron, tuvimos que replantear dónde proyectar. Todo ha sido un proceso de ir probando y viendo diversos resultados, direccionando la propuesta a como mejor se acomodaba. Al principio, esa primera temporada era un cine más rebuscado y, bueno, nuestra propuesta viene de la parte social y era importante que se genere una dinámica diferente. Es como una nueva propuesta para la noche limeña, porque creemos que la noche limeña es un poco limitada y encontramos en esta fórmula de cine bar un nicho. 

Aymee: Es importante la diferenciación. Hay muchos lugares con entrada libre que van de la mano con la academia, el cine en sí, y eso está super bueno también, pero nosotros buscábamos un espacio de ocio, de encuentro, algo más abierto a nuestros gustos y sobre todo un ambiente social, donde no se puedan sentir más invitados unos que otros, sino que surgiera de esto un plan para todos.

¿Cómo eligen las películas que pasan?

Mariano: Tenemos una lista de Excel donde vamos sumando opciones que a nosotros en lo personal nos gustan, no nos regimos por un ciclo. De hecho, en algún punto hacíamos «anticiclos de cine». No utilizamos ciclos porque el género que se proyecta no es continuo.

Aymee: Básicamente investigamos en ciertas páginas de cine los ratings y demás. Ya tenemos una lista amplia y vamos escogiendo de ahí, también relacionado con lo que a nosotros directamente nos interesa. 

¿Qué importancia encuentran ustedes el ser una movida independiente en la agenda cultural de Lima?

Aymee: Ante la falta de espacios públicos y la promoción de estos espacios por las entidades, es necesario que nosotros podamos llenar la agenda cultural con proyectos de espacios abiertos y entrada libre para poder satisfacer esa carencia que no transcurre con tanta cotidianidad aquí en Lima. Es lindo e importante poder meter nuestras manos en ello y agruparnos para lograr cosas más grandes.

Mariano: Siempre hemos sido una movida independiente, es algo que no tiene un auspicio ni financiamiento y es lo más común en la forma de actuar para las movidas culturales en la actualidad, no nos cerramos a algún beneficio claramente… Pero en la naturaleza de este espacio, eso no surgió como parte del arranque y en realidad no nos faltó para sacar adelante algo tan importante como la cultura para nuestra ciudad.

¿Cómo se sienten ustedes al ver la gran acogida que han tenido en este último tiempo?

Aymee: Para mí es hermoso, es bello ver cómo hay un montón de gente que le gusta el espacio, que le gusta nuestra propuesta y ver cómo ha ido creciendo con el paso del tiempo. Es algo que me conmueve, en realidad.

Mariano: Sí, es muy emocionante, disfrutamos de ver cómo la gente disfruta, tenemos la sensación de que es un espacio público. Es muy reconfortante porque vimos el nicho en la agenda cultural nocturna de Lima. 

 

Cine Caleta sigue creciendo semana a semana. Es aquí donde surgen muchas cosas, en medio del barrio mecánico de Barranco, los martes, jueves y viernes a partir de las 5 de la tarde se enciende este espacio de entrada libre donde, a través de la proyección de una película, un bar y alguno que otro itinerario cultural, se construye una especie de matiné alternativa para todos los interesados.

📷 Nicolás Garrido 

Horario

Martes, jueves y viernes

A partir de las 5:00 p.m.

Puedes seguirlos en

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

¡Quiero que más gente se entere!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

También podría gustarte

Actualidad cultural

FestiFEM con #EntradaLibre

Enfrentando desafíos significativos en relación con la violencia contra la mujer, San Juan de Lurigancho, el distrito más poblado de

Cine

Premios APRECI al cine peruano 2023

La 15.ª edición de los Premios APRECI, organizados por la Asociación Peruana de Prensa Cinematográfica, se llevó a cabo el