Carnavales en Perú: Más de 20 festejos son Patrimonio Cultural de la Nación

El carnaval, arraigado en las tradiciones europeas vinculadas a la fertilidad, tiene sus raíces en las festividades romanas que conmemoraban la transición del invierno a la primavera y el inicio del ciclo agrícola. En el contexto europeo, el catolicismo incorporó estas festividades como “carnavales”, marcando un tiempo de alteración temporal del orden social y natural, seguido por un período de purificación. En diferentes partes del mundo, esta celebración adquiere diversas formas, pero comúnmente está marcada por desfiles, música vibrante, danzas y una explosión de creatividad visual. 

En el contexto peruano, los carnavales asumen una dimensión única y significativa. Entre los meses de febrero y marzo, el calendario festivo del Perú se ilumina con la celebración de carnavales regionales, que se destacan por ser una expresión vibrante de diversidad cultural. En el mundo andino, el carnaval adquiere una dimensión única al fusionarse con celebraciones de origen prehispánico, destacándose como un periodo ritual y sagrado en el que se rinde homenaje a las montañas tutelares (apus) y a la madre tierra (pachamama), celebrando la fertilidad y la renovación de la vida. Estos eventos incluyen corsos alegóricos, desfiles, música, danzas, yunzas y juegos con agua, talco y serpentinas. La riqueza cultural se refleja en la participación masiva de personas de todas las culturas, convirtiendo los carnavales en una celebración inclusiva que abraza la diversidad. Te presentamos más de 20 fiestas carnavalescas de diferentes regiones del país declaradas Patrimonio Nacional de la Nación caracterizadas por exhibir una riqueza cultural única.

Carnaval de Pampamarca

Fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación el 2 de junio de 2020. Esta distinción se da por tratarse de una expresión local del carnaval andino que ha mantenido rasgos originales en su organización y su particular expresión musical. Además expresa una concepción del mundo basada en la relación recíproca entre las personas y su entorno geográfico para la renovación del ciclo productivo y vital, y por erigirse como un vehículo de identidad local.

Carnaval T'ikapallana

Este carnaval se desarrolla en el distrito de Tambobamba, provincia de Cotabambas, departamento de Apurímac. Fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación el 21 de febrero de 2014, ya que constituye una festividad que resume las manifestaciones que conforman la herencia local, con juegos, vestimenta y un género de música y de danza característicos de esta zona.

Carnaval de Abancay

Por su gran significación tradicional y contribución al fortalecimiento de la identidad regional y nacional, el carnaval de Abancay, capital del departamento de Apurímac, fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación, el 7 de marzo de 2011. 

Carnaval de Cupisa

Esta festividad, que se celebra en el distrito de San Jerónimo, provincia de Andahuaylas, departamento de Apurímac, fue declarada Patrimonio Cultural de la Nación al Carnaval, el 25 de junio de 2019. Reconocimiento que se da por el importante rol de esta celebración como factor de cohesión social al interior de la comunidad campesina de Cupisa, el profundo sentido de participación colectiva al convocar dentro del mismo contexto festivo a las comunidades aledañas, y el contenido simbólico plasmado en sus elementos distintivos tales como la música, la danza y el vestuario de sus participantes.

Carnaval de Sacclaya

El Carnaval de Sacclaya, del distrito de José María Arguedas, provincia de Andahuaylas, región Apurímac, alcanzó el reconocimiento de Patrimonio Cultural de la Nación, el 24 de febrero de 2017. Se trata de una singular versión del carnaval andino que hace posible la renovación de los vínculos sociales que cohesionan a la sociedad local, constituyéndose en su principal expresión de identidad cultural en la que se hacen presentes originales manifestaciones de música, danza, culinaria y vestimenta.

Carnaval Los Qarasacos de Huarataca

Fue declarada Patrimonio Cultural de la Nación el 24 de octubre de 2022, por constituir una expresión cultural integrada por múltiples prácticas tradicionales que representan, durante el pukllay o carnaval, los ámbitos cultural, social y económico de la comunidad. Estas prácticas tradicionales vigorizan anualmente la identidad local y los vínculos sociales de la población de Huarataca, a través de las interacciones de parentesco, gastronomía, juego, música, baile y canto, que se generan en el marco de las actividades festivas de celebración y agradecimiento a la Pachamama, el tiempo de lluvias y la fertilidad de los seres vivos.

Carnaval de Patambuco

Se celebra en el distrito de Patambuco, provincia de Sandia, departamento de Puno, alcanzó el reconocimiento como Patrimonio Cultural de la Nación el 15 de enero de 2020, por representar la cosmovisión quechua de las sociedades puneñas en las que la tierra y el agua constituyen elementos trascendentales para el orden natural y social, y por fortalecer la identidad colectiva de los diferentes sectores del distrito y las comunidades campesinas.

Carnaval de Arapa

El 9 de mayo de 2017 fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación este carnaval del distrito de Arapa, en la provincia de Azángaro, departamento de Puno. Esta festividad constituye una manifestación festiva que se vincula estrechamente con la celebración de la renovación de la vida y de la sociedad, así como al inicio del ciclo agrícola y pecuario. A su vez, se compone de valores que fomentan la religiosidad distintiva del altiplano puneño, en la que se establece a la tierra y al agua como elementos constitutivos de la vida y la sociedad, lo cual refuerza el orgullo y la identidad local y regional.

Carnaval de Santiago de Pupuja

El 10 de setiembre de se declaró Patrimonio Cultural de la Nación al Carnaval de Santiago de Pupuja, provincia de Azángaro, región Puno, por ser una tradición que se ha mantenido, e incluso extendido a otras fechas del calendario festivo del distrito, testimoniando su capacidad de adaptación, por la originalidad y belleza de su música, danza y vestuario, y por su hondo contenido simbólico expresado en los rituales a los cerros protectores, contribuyendo así a la afirmación de la identidad colectiva regional y nacional.

 

Carnaval Wapululos de Lampa

Es reconocido como una expresión festiva y ritual, en la que la música y la danza de las comparsas de Wapululos constituyen los medios indispensables para celebrar la renovación de la vida, la prosperidad de las cosechas y la abundancia del ganado. Su declaratoria como Patrimonio Cultural de la Nación fue el 31 de enero de 2018.

Carnaval de Chocorvos

Este carnaval que se celebra en el distrito de Santiago de Chocorvos, provincia de Huaytará, departamento de Huancavelica, fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación el 17 de junio de 2014. Se trata de una expresión singular del carnaval andino que se ha mantenido, aunque transformado y adaptado a una nueva realidad, lo que constituye un elemento central de la identidad cultural de los pobladores del distrito de Santiago de Chocorvos.

Carnaval de Lircay

El 27 de noviembre de 2013 fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación esta festividad del distrito de Lircay, provincia de Angaraes, departamento de Huancavelica, por su carácter original y su papel en la identidad local, expresión de un universo cultural e historias particulares.

 

Carnaval de Churcampa

La originalidad de esta manifestación, compuesta por música, canto, danza y vestuario identificables en la región, así como por rituales de origen prehispánico, contribuye a mantener la memoria colectiva y a generar un sentimiento de identidad regional, en el marco de la gran diversidad cultural del país. Fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación el 21 de octubre de 2013.

Carnaval Tipaki Tipaki

Esta manifestación cultural que se celebra en los distritos de Acraquia y Ahuaycha, en la provincia de Tayacaja, región Huancavelica, fue reconocida como Patrimonio Cultural de la Nación en dos oportunidades: el 25 de octubre de 2012 y el 21 de mayo de 2015. El reconocimiento del Estado sostiene que se trata de una expresión de la identidad cultural de dichos distritos.

Carnaval de Huarín

Esta celebración, que se realiza en el distrito de San Francisco de Asís, provincia de Lauricocha, departamento de Huánuco, fue declarada Patrimonio Cultural el 19 de octubre de 2018. Se trata de una celebración que afianza la relación de reciprocidad del pueblo de Huarín con su entorno; que se compone de un sistema de cargos complementarios que involucra una compleja organización política y social. Asimismo, genera un espacio de transmisión intergeneracional de conocimientos productivos relacionados con la ganadería, agricultura y territorialidad al incentivar la participación activa de jóvenes a través de la presencia del cargo tradicional del varayoc o alguacil, todo lo cual refuerza la identidad local.

Carnaval Tinkuy

Realizado en los centros poblados de Tambogán y Utao del distrito de Churubamba, en la provincia y región de Huánuco. La distinción sostiene que esta festividad constituye una compleja celebración y batalla ritual en la que se escenifica y reproduce la memoria histórica de ambos pueblos, conjugándolo con un quiebre momentáneo de las dinámicas cotidianas de género, así como el sincretismo entre la iconografía católica de las cruces y la veneración a las jirkas o divinidades tutelares andinas. Fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación el 10 de septiembre de 2015.

Carnaval Jaujino

El 15 de noviembre de 2018 se publicó en la declaratoria de Patrimonio Cultural de la Nación al carnaval que se festeja en la provincia de Jauja, departamento de Junín. La declaratoria obedece a que se trata de una de las manifestaciones culturales más representativas de la ciudad y provincia de Jauja; por integrar tradiciones locales y europeas, rurales y urbanas, siendo un vehículo para la salvaguardia de expresiones musicales, del arte textil y del arte culinario tradicional de Jauja, gracias a la organización barrial y a la continuidad de las redes de parentesco y paisanaje que afianzan la identidad y cohesión social de los jaujinos.

Carnaval de Marco

El carácter original en la música, vestimenta y parte de la coreografía, y la adaptabilidad a los aportes de las nuevas generaciones, que contribuyen al fortalecimiento de la identidad regional y nacional, son los principales fundamentos de este reconocimiento del Estado a dicha manifestación cultural regional. La declaración de Patrimonio Cultural de la Nación al Carnaval de Marco, festividad de la provincia de Jauja, departamento de Junín, se oficializó el 9 de marzo de 2011.

Carnaval de Puquina

El reconocimiento oficial como Patrimonio Cultural de la Nación se oficializó el 14 de febrero de 2019. En razón que esta festividad oriunda del distrito de Puquina, ubicado en la provincia de General Sánchez Cerro, departamento de Moquegua, constituye una manifestación en la que se conjugan diversos elementos de origen prehispánico y europeo que, de acuerdo a la cosmovisión local, favorecen la fertilidad y la reproducción social y agropecuaria, fortaleciendo a su vez la cohesión y la identidad cultural de la población del distrito de Puquina.

Carnaval de Ichuña

La distinción destaca que se trata de una manifestación cultural que enlaza a las comunidades, anexos y centros poblados del distrito de Ichuña, fortaleciendo la identidad local y generando un espacio de comunicación entre generaciones, siendo el complejo sistema de cargos que componen los varayoc, lo que constituye uno de los aspectos más significativos de esta festividad. La declaración de Patrimonio Cultural de la Nación al Carnaval de Ichuña, de la provincia General Sánchez Cerro, departamento de Moquegua, se oficializó el 1 de diciembre de 2017.

 

Carnaval Ayacuchano

Esta festividad constituye una tradición que ha sido conservada no solamente como sentimiento festivo, sino como una propuesta testimonial de la creatividad andina (indígena-mestiza) y que expresa un tributo a la Pachamama, por la maduración de las sementeras y por tener un carácter ritual. Es el primer carnaval regional declarado Patrimonio Cultural de la Nación, el 4 de diciembre de 2003.

 

Carnaval de San Pablo

La declaración de Patrimonio Cultural de la Nación al Carnaval de San Pablo del distrito de San Pablo, provincia de Canchis, región Cusco, se oficializó el 24 de septiembre de 2010. La distinción destaca que esta festividad constituye un circuito ritual con vertientes indígenas y mestizas de gran riqueza cultural y originales expresiones musicales y coreográficas, que contribuye a la afirmación de la identidad colectiva regional y nacional.



Carnaval de Tarata

El 5 de julio de 2019, el Ministerio de Cultura oficializó la declaratoria de Patrimonio Cultural de la Nación al Carnaval de la provincia de Tarata, departamento de Tacna, por tratarse de un reflejo de la creatividad artística del pueblo tarateño, por funcionar como un espacio en el que se conjugan elementos de la cultura aimara y europea para la celebración de las cosechas. También se le reconoce por generar formas de organización social tales como las comparsas, fortaleciendo así el sentido de identidad colectiva en los diferentes pueblos y anexos de la provincia.

Descubre eventos con #EntradaLibre con nuestra agenda semanal

Sé parte de nuestros planes de suscripción ingresando a https://bit.ly/48zFKMN

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

¡Quiero que más gente se entere!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

También podría gustarte

Galerías

Exposiciones de arte con #EntradaLibre

Cada semana, la ciudad se viste de creatividad y expresión artística a través de diversas exposiciones que ofrecen una mirada