Conoce los primeros ascensores del Perú

El 23 de marzo se conmemora el Día Mundial del Ascensor, en honor al debut del primer ascensor comercial para pasajeros en la tienda Haughwout & Co. en el barrio neoyorquino de SoHo, en 1857. Este hito marcó el inicio de una nueva era en la historia urbana, impulsando la evolución de la arquitectura hacia la verticalidad y transformando la forma en que las personas vivían y trabajaban. La invención del freno de seguridad por Elisha Otis fue crucial, ya que garantizaba la seguridad de los usuarios y sus cargas, abriendo las puertas a la construcción de edificios más altos y el desarrollo de la ciudad moderna.

La importancia del ascensor en la sociedad contemporánea es innegable. Desde su concepción, el ascensor ha sido una pieza fundamental en la infraestructura urbana, facilitando la movilidad vertical de personas y mercancías en edificios de múltiples pisos. Su evolución, desde los primeros modelos mecánicos hasta los ascensores eléctricos de alta velocidad, ha sido impulsada por la búsqueda constante de eficiencia y seguridad. Además, el Día Mundial del Ascensor, establecido por la Asociación Internacional de Ascensores y Escaleras Mecánicas (IAEE) en 2004, destaca la relevancia de esta tecnología en nuestra vida cotidiana.

La historia del ascensor se remonta a la antigüedad, con referencias a sistemas de elevación rudimentarios en civilizaciones como la griega y la romana. Sin embargo, fue la innovación de Elisha Otis y su dispositivo de seguridad lo que realmente revolucionó esta tecnología. A lo largo de los siglos, el ascensor ha experimentado avances significativos, desde la introducción de ascensores hidráulicos y eléctricos hasta la construcción de rascacielos icónicos que han definido los horizontes urbanos. El legado de Otis perdura en cada ascensor moderno, recordándonos su visión pionera y su contribución indeleble al progreso urbano.

En el pasado, Lima y el Callao fueron testigos de los primeros avances en ascensores en el Perú. Aunque la mayoría de estos ascensores han sido reemplazados o ya no existen, uno de ellos aún se mantiene en pie como  testimonio de esa época. Conoce las primeras edificaciones que contaron con un ascensor, los cuales nos permiten apreciar la evolución de la tecnología y la ingeniería en el Perú.

 

Casa Fernandini

La Casa Fernandini, bautizada en honor a su constructor y prominente empresario minero, Don Eulogio Erasmo Fernandini de la Quintana, destaca como un símbolo de la riqueza histórica y arquitectónica de Lima. Propietario de la famosa mina de plata de Colquijirca y padre de la primera alcaldesa de la ciudad, Anita Fernandini, Don Eulogio dejó un legado impresionante en la capital peruana, con una vasta colección de 589 propiedades que abarcaban gran parte de Lima Norte.

Diseñada por el renombrado arquitecto francés Claudio Sahut y construida en 1913, la Casa Fernandini fusiona elementos europeos y asiáticos, con vitrales alemanes, suelos belgas y puertas corredizas que reflejan la cultura asiática. Su estilo arquitectónico, que evoca la grandeza europea, se ve enriquecido por detalles como el Salón de los Espejos, de forma ovalada, y el Salón Barroco, decorado con arcos de art nouveau y frisos rococó. 

Sin embargo, uno de los aspectos más destacados de esta majestuosa residencia es su ascensor, el primero de Lima, instalado en 1913 y aún en funcionamiento. Fabricado por la prestigiosa marca OTIS y decorado en su interior por un espejo en bordes de pan de oro. Fue instalado solo para unir los dos pisos de la casa y su azotea. Señalan que, el ascensor era una necesidad de la familia Eulogio Fernandini; específicamente de una menor, quien estaba delicada de salud y, debido a su poco uso el motor del aparato está como nuevo.

En esta vivienda habitaron los esposos Fernandini, sus tres hijos sobrevivientes (seis fallecieron en Pasco) y 16 integrantes de su personal de servicio. A la muerte del patriarca, en 1947, la familia Fernandini continuó viviendo en la propiedad hasta 1952. Al año siguiente, la mansión se convierte en oficinas de los negocios mineros de la familia y también de venta de tierras en Lima Norte.

En 1988, la casa Fernandini sufrió un atentado terrorista y la dinamita afectó las puertas y vidrios de la fachada. Luego, la mansión estuvo abandonada por 25 años, hasta que la Asociación Casa Fernandini se hizo cargo. En ese cuarto de siglo muchos muebles, puertas, arañas, tinas, lavaderos y hasta la capilla fueron saqueados.

Desde hace unos años gran parte de la casa ha sido recuperada y ha servido de locación para  películas, videoclips, sesiones de fotos, eventos protocolares y hasta matrimonios. 

Hoy en día se puede visitar realizando un pago. El objetivo de la Asociación Casa Fernandini es que se convierta en un centro cultural y un museo, incluso este año, la casa Fernandini, en alianza con la escuela de arte contemporáneo Artco, ha presentado talleres de arte dirigido a adolescentes.

Si deseas visitarla infórmate a través de @casafernandini

📍Jirón Ica 400, Centro Histórico de Lima

Esquina entre los jirones Ica y Rufino Torrico

Edificio Rímac

El edificio Rímac, también conocido como Casa Roosevelt, es una joya arquitectónica diseñada por el arquitecto polaco Ricardo de Jaxa Malachowski y construido entre 1919 y 1924, este edificio se convirtió en un ícono de la ciudad durante el auge inmobiliario del gobierno de Augusto B. Leguía. Su nombre original proviene de la compañía de seguros Rímac, que encargó su construcción, mientras que su denominación posterior hace referencia a la avenida donde se encuentra ubicado.

Dotado de un estilo arquitectónico Segundo Imperio afrancesado, el edificio Rímac destaca por su fachada simétrica y ricamente ornamentada, con detalles traídos directamente desde Francia. Una de las características más destacadas de este monumento histórico es su función pionera como el primer edificio multifamiliar de Lima que además contó con uno de los primeros ascensores de la fábrica Otis.

La construcción posee un total de 69 departamentos distribuidos en cuatro pisos. En los dos primeros pisos tiene 24 departamentos y en tercer y cuarto piso 45 departamentos. Algunos de los ubicados en la primera planta tienen acceso directo desde la calle.

Tuvo como propietario al Presidente de la República Manuel Prado Ugarteche entre los años 1939 y 1945. En 2007 la fachada fue recuperada y actualmente es propiedad de la Municipalidad Metropolitana de Lima.

Hoy en día no es posible acceder al interior de este edificio, sin embargo, se conoce que su ascensor no está en funcionamiento..

 

📍 Avenida Roosevelt 101 y 157, Centro de Lima

Esquina con el jirón de la Unión 1177 y 1199

Punto de partida de la avenida Paseo de la República

Casa Oechsle

La Casa Oechsle, una emblemática tienda por departamento de Lima, ha dejado una huella indeleble en la historia comercial del Perú. Fundada en julio de 1879 por el inmigrante alemán Fernando Augusto Oechsle, inicialmente se dedicó a la venta de hilos, encajes y botones importados de Europa. Con el tiempo, la tienda experimentó un crecimiento exponencial, ganando prestigio en toda la ciudad gracias a su oferta exclusiva de productos importados, que incluían textiles, perfumes, artículos de decoración y juguetes.

En 1917, Casa Oechsle abrió su local más emblemático entre el Portal de Botoneros y el Pasaje José Olaya en la Plaza Mayor de Lima. Diseñado por el arquitecto francés Claudio Sahut, este edificio se convirtió en un punto de referencia en la ciudad. Destacaba por su innovación, siendo el primer establecimiento en Sudamérica en contar con un ascensor eléctrico. Además, en la década de 1930, inauguró la juguetería más importante de Lima, ofreciendo una amplia variedad de productos para el hogar.

Este hermoso edificio de estilo afrancesado fue la primera tienda de departamentos del Perú. Su fachada fue modificada en el año 1944, cuando  se decidió unificar el diseño de los portales de la plaza de Armas al estilo Neocolonial.

Tras el fallecimiento de su fundador en 1945, la dirección de Casa Oechsle pasó a manos de su hijo Alex Oechsle Pruss. La cadena continuó expandiéndose y diversificando su oferta, convirtiéndose en uno de los lugares más selectos para adquirir productos de alta calidad en Lima. 

Sin embargo, a raíz de la crisis económica y la violencia terrorista en Perú en la década de los ochenta y noventa, Casa Oechsle se vio obligada a declararse en quiebra y cerrar sus puertas en 1993. Años después, la marca fue adquirida por Intercorp, que la relanzó como parte de su estrategia de diversificación en el sector retail.

 

Casa Ronald

El edificio Ronald, una joya arquitectónica en el corazón del Callao, emerge como un hito urbano que desafía la tradicionalidad portuaria del área. Encargado por el visionario Guillermo Ronald y Padilla en 1928, dueño de diversas fábricas y compañías dedicadas a la importación y venta de mercadería tanto en el Callao como en la Punta. Este magnífico edificio de estilo neoclásico se erige como un testimonio del esplendor y la ambición comercial de la época. Con una fachada imponente y un pasaje central de doble altura, conecta de manera magistral el Jirón Independencia con el Jirón Constitución, otorgando una continuidad espacial única en el entorno.

Construido con materiales de alta calidad, como el cemento armado, vigas de acero, mármoles italianos y maderas de cedro, el edificio Ronald se destaca por su refinamiento y originalidad arquitectónica. Declarado monumento histórico, su importancia trasciende las décadas, siendo elegido en múltiples ocasiones como sede de prestigiosas exposiciones como Casacor Perú.

El nombre «Casa Ronald» se debe a su propietario, Guillermo Ronald, quien encargó su construcción al ingeniero inglés Bunting en 1900. Este edificio, considerado el más moderno de su época, introdujo el primer ascensor en el puerto, marcando un hito en la historia arquitectónica local. Con seis pisos, ochenta locales comerciales, noventa habitaciones y doce departamentos, su esplendor era evidente.

La fachada del edificio exhibe relieves fascinantes, como el escudo relacionado con el comercio y las iniciales «CR» que identifican su nombre. Los ingresos están adornados con rejas de bronce y fierro. En su interior, albergaba una variedad de negocios y oficinas, desde el Correo Central hasta la Liga de Ajedrez del Callao, demostrando su relevancia comercial y social en la comunidad.

A pesar de los desafíos del tiempo, como el terremoto de 1940, que demostró la sólida construcción del edificio, por una temporada estuvo en estado de abandono. Sin embargo, su legado resurge gracias a iniciativas como Casa Fugaz, un espacio artístico que revitaliza este emblemático edificio. Con 14 salas de exposiciones y una propuesta inclusiva y comunitaria, Casa Fugaz se posiciona como un espacio que ha sumado al proyecto Monumental Callao el ha buscado la puesta en valor de esta tradicional zona portuaria.  



Descubre eventos todas las semanas con nuestra agenda semanal

Sé parte de nuestros planes de suscripción ingresando a https://bit.ly/48zFKMN

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Quiero que más gente se entere!

También podría gustarte

Actualidad cultural

 Entrada Lovers: Los que estuvieron en el Festival de la Felicidad en Miraflores

El miércoles 20 de marzo, Miraflores se convirtió en el epicentro de la celebración y la alegría con la realización del Festival de la Felicidad. Organizado por la municipalidad de Miraflores en colaboración con La Casa de la Cumbia, este evento musical de gran envergadura tuvo lugar en la playa Los Delfines, ofreciendo a los asistentes una experiencia inolvidable y con #EntradaLibre. Te dejamos unas imágenes de lo que se vivió ese gran día.

Qué hacer

Cine + Teatro con #EntradaLibre. Del 26 al 31 de marzo

Te presentamos nuestra selección semanal de entretenimiento cinematográfico y teatral. En esta ocasión, te traemos una variedad de películas seleccionadas para que disfrutes antes de los próximos feriados. Además, en honor al Día Mundial del Teatro y la celebración de la Semana Santa, también les ofrecemos opciones de destacadas puestas en escena teatrales. Así que, si esta semana han decidido quedarse en la ciudad en lugar de viajar, recuerden que les aguardan diversas alternativas para vivir momentos memorables y enriquecedores.