FERIA RURAQ MAKI

“Para mí, el arte se trata de contar y devolver una memoria”

Conoce con entrada libre la interesante exposición de la artista peruana Sonia Cunliffe, titulada «“Todos los nombres” de Bullón [y los tiempos indelebles de Cunliffe]», que estará hasta el 7 de agosto en el Centro Cultural Inca Garcilaso. A través de una serie de collages, Cunliffe nos presenta el legado del fotógrafo Teodoro Bullón (1885-1959), quien mostró la riqueza del mundo andino retratando a la europeizada sociedad jaujina de los años veinte, utilizando placas de vidrio de la Eastman Kodak & Co. La muestra está acompañada por lupas que permiten sumergirnos y ver los detalles de las composiciones creadas por la artista. Cada espacio enfocado abre una perspectiva, una realidad, una mirada a la intimidad.

Sonia Cunliffe Seoane (Lima, 1966), estudió artes plásticas y fotografía en la Escuela Panamericana de São Paulo (Brasil), historia del arte en el instituto Tomie Othake e historia de la fotografía en el MAM (ambos en la ciudad brasileña). La mayor parte del recorrido artístico que ha realizado está vinculado a la fotografía, la investigación, la archivística, la apropiación y la puesta en valor. Su interés por devolver memorias la ha llevado a hurgar en anticuarios. En el 2016 halló en La Parada el archivo fotográfico del jaujino Teodoro Bullón Salazar, el cual puso a disposición del público en 2017 con una exposición. Desde este momento la historia de este desconocido fotógrafo empezó a modelarse. 

La figura de Teodoro Bullón era reconocida por sus oficios de comerciante, relojero y fotógrafo. Luego se pudo precisar que en su tienda sobre la plaza principal de Jauja se vendían desde alimentos hasta armas, pasando por libros de arte, aparatos eléctricos y musicales, artículos deportivos y herramientas para minería. Era miembro del club de tenis de la ciudad y cultivó el deporte del tiro, pasión que heredó a su hijo mayor, quien representó al Perú en las Olimpiadas de Berlín. Señalan que la riqueza del comerciante se plasmaba en las 40 mulas que cargaban los productos que importaba de Europa. Otro dato interesante es que Bullón fue conocido en Jauja por ser el primero en poner a circular un automóvil por las empedradas calles de la ciudad.

Sobre las fotografías que encontró Cunliffe, la artista comenta que, si bien estaban deterioradas, las composiciones eran cuidadas y las poses aprendidas de la pintura europea del siglo XIX. El repertorio estaba compuesto por salidas campestres, reuniones familiares y multitudinarios velorios, entre otros temas. Cunliffe explica que en la época de Bullón las condiciones climáticas de Jauja atraían a muchos enfermos de tuberculosis en el mundo, y la influencia europea en la ciudad fue muy grande. Por otra parte, agrega que al conocer todo lo que había en su bazar, se puede entender cómo se gestó el amplio imaginario de Bullón.

Horarios

Entrada libre de:

Martes a Viernes, de 10 a. m. a 8 p. m., y Sábados, Domingos y feriados, de 10 a. m. a 6 p.m.

Apto para todo público

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

¡Quiero que más gente se entere!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

También podría gustarte

Galerías

Exposiciones de arte con #EntradaLibre

Cada semana, la ciudad se viste de creatividad y expresión artística a través de diversas exposiciones que ofrecen una mirada