GALERÍA MARTÍN YÉPEZ: CONSTRUYENDO SU HISTORIA

La galería de arte Martín Yépez abrió sus puertas oficialmente en el año 2020. Está dirigida por el artista urbano y gestor cultural Martín Yépez bajo el cargo de director artístico. Es un espacio en expansión que busca dar cabida a diferentes expresiones artísticas y en especial a aquellos artistas emergentes que no cuentan con espacios de exhibición. Es un lugar que permite el intercambio entre artistas con cierta trayectoria y aquellos que se están abriendo paso. Se configura así, como un espacio abierto a todo tipo de expresión artística o cultural al alcance de todos: «cultura al acceso de todos y con libre acceso». Ubicada en la plaza San Martín, apunta a convertirse en un punto de referencia cultural en pleno centro histórico de la ciudad.

Este interesante proyecto guarda historias que tratamos de dar forma…

Restaurante Plaza San Martín: una cocina de ideas

La participación de Martín Yépez en la ambientación del restaurante y la receptividad que tuvo su propuesta despertó el interés por un proyecto mucho más amplio, que se fue gestando en pasos. El artista creó una serie de retratos vinculados a personajes de la esfera política, los cuales fueron bien recibidos hasta por los mismos retratados, lo que le inspiró a organizar una pequeña exposición titulada «Padres de la plata» en la entrada del edificio conocido como los Portales de Zela, al costado del restaurante.

Tras ver el éxito de esta exposición,  Óscar Berckemeyer, Leoncio Prado y  Martín Yépez se reunieron para construir un proyecto de mayor envergadura, que planteó en primer lugar la restauración del edificio y su puesta en valor. La construcción, ocupada por una serie de oficinas, fue adaptándose a la creación del futuro Centro Cultural Hidalgo, nombre que hace tributo a un apellido familiar, el cual debía tener como primicia llegar a todos y donde todos pudieran tener acceso. El primer paso sería abrir una galería que debía llevar el nombre de uno de los participantes de este proyecto, Martin Yépez. Su experiencia como artista y conocer cómo funcionan los espacios de exhibición le permitieron valorar y comprender la importancia que un proyecto como éste tiene y así en adelante asumir esta importante responsabilidad.

La cura 2020, el inicio de un proyecto

En este proceso llegó la pandemia y el proyecto siguió con pasos lentos. No obstante, pocos meses después de levantar el confinamiento y con un aforo del 30 %, la galería abre sus puertas en noviembre de 2020 con la exposición «La cura 2020», una muestra que presenta el trabajo de 13 artistas amigos quienes en ese momento apoyaron esta gran iniciativa. Para esta ocasión, se dispuso del primer piso, donde se ubican seis salas de exhibición.

Enmarcados en momentos de gran inestabilidad mundial, la política del país se sumaba a los males, y en esos días de apertura las calles se llenaron en protesta por el recién nombrado presidente Manuel Merino. La nueva galería, siguiendo su espíritu fundante, abrió sus puertas para apoyar a las personas que marcharon, permitió la entrada a sus espacios de periodistas y bomberos y, en esta gran convulsión, el espacio cultural se fusionó con la realidad civil, algo que ha marcado históricamente a la plaza San Martín. Un episodio como este nos hace reflexionar sobre el impacto que pueden tener los lugares y cómo sus estrategias deben adaptarse para recibir a todo humano que desee expresarse.

Este año el Centro Cultural Hidalgo cedió otros espacios para la galería. En el segundo piso se acondicionaron dos salas de exposición y en este mismo nivel se conserva una importante colección de arte y de piezas antiguas que por el momento no está abierta al público. Asimismo, se sumó a los nuevos espacios el cuarto piso, destinado a una sala de convenciones, donde también se realizan diversas actividades como exposiciones y proyección de películas, entre otros. Desde acá se tiene acceso a la azotea, que se utiliza en determinados eventos, y donde se presentan algunos DJ Desde este maravilloso lugar podemos ver en todo su esplendor la plaza San Martín, sus edificaciones y las calles en su estado de pulsión.

En la configuración del proyecto, la mirada apunta a incluir talleres donde puedan ofrecer formación en diversas expresiones como danzas, fotografía y artesanía, entre otros. Es un espacio que trabaja a partir de auspicios y está abierto a hacer enlaces con instituciones públicas y privadas para llevar a cabo los proyectos que se presenten.

Así, la persona o el grupo que quiera realizar una actividad en este interesante espacio solo debe enviar su propuesta al correo de la galería (galeriamartinyepez@gmail.com) y los encargados coordinarán el lugar y el momento adecuados para la misma. Es una galería con gran apertura donde el mismo artista puede construir su exhibición e incluso comercializar su obra. 

La historia cobra su peso. La plaza San Martín y el Centro Cultural Hidalgo

Inaugurada en el marco del primer centenario de la independencia del Perú, la plaza San Martín se erige para rendir tributo al primer héroe de la patria y al mismo tiempo se instaura como un espacio que delineará los nuevos tiempos; la modernidad impera en su construcción y en los edificios que progresivamente se irán erigiendo a su alrededor. En 1926 se levantan dos edificaciones que se confrontan y que en 1936 se conocerán como los portales de Pumacahua y de Antonio de Zela, lugar que ahora se configura como el Centro Cultural Hidalgo.

En sus inicios, las edificaciones dieron cabida a cafés, bares, restaurantes y librerías, lo que hizo que se convierta en un lugar de encuentro de intelectuales y artistas. Fue también un espacio de diversión concurrido por la clase media y alta limeña entre los años 40 y 60. En el tiempo, su sentido fue cambiando, al mismo ritmo que cambiaba el país, y se volvió un espacio multicolor: vendedores ambulantes, lustrabotas, mendigos, oradores, cómicos… En las noches, premiaban la prostitución y la delincuencia. Se volvió un espació que mostraba la realidad del país y de Lima en particular. Su esplendor se fue opacando junto al hollín de sus construcciones (Silva, R. (2008). De plaza pueblerina a símbolo vivo de una nueva ciudad: la plaza San Martín, 1980-1997).

En las últimas décadas, se llevaron a cabo diversos proyectos para reconstruir este espacio y devolver su majestuosidad. No obstante, se puede decir que en el tiempo la plaza San Martín se resignificó. Si bien mantiene su carácter histórico y conmemorativo, también es un espacio de expresión, un lugar que muestra todos los componentes que integran el país, un lugar variopinto que contiene la diversidad, un lugar que es sede de constantes manifestaciones donde cientos de peruanos han alzado sus voces para luchar contra las injusticias.

De esta forma, la creación del Centro Cultural Hidalgo en este espacio histórico y emblemático de la ciudad viene a unir la historia, busca rescatar esa referencia cultural y de diversión que tuvo en sus inicios la plaza San Martín, pero ahora con apertura a todos, sin ser ajenos a la realidad del país, a dar cabida a todos aquellos que quieren expresarse, a ser un espacio democrático que busca enriquecer la mente y el espíritu de todos. Este es el camino que abre la Galería de Arte Martín Yépez.

🎫 : Entrada libre.

📍: Av. Nicolás de Piérola 938, Plaza San Martín.

🕥 : Lunes a sábado, de 11: 00 a. m. a 6:00 p. m.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

¡Quiero que más gente se entere!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

También podría gustarte

Actualidad cultural

FestiFEM con #EntradaLibre

Enfrentando desafíos significativos en relación con la violencia contra la mujer, San Juan de Lurigancho, el distrito más poblado de

Cine

Premios APRECI al cine peruano 2023

La 15.ª edición de los Premios APRECI, organizados por la Asociación Peruana de Prensa Cinematográfica, se llevó a cabo el