Yo hago lo mío, honestamente lo que pueda hacer

Su nombre completo es Manuel Ramón García Monteagudo, nació en El Callao un 15 de noviembre de 1949. Es reconocido en el país como un actor y profesor de teatro de gran trayectoria artística, que ha incursionado en el teatro, el cine y la televisión. Es recordado por su papel como Chapana en la serie “Los Choches”, también será inmortalizado por haber dado la idea de la célebre frase de la película “La ciudad y los perros”: “No me mire cadete, ¿quiere que le regale una fotografía mía calato?”. En 2016, saltó a la fama internacional al participar en la serie italiana, creada y dirigida por Paolo Sorrentino, “The Young Pope” como el cardenal Aguirre.

La actuación como camino, como vida

Ramón García siempre ha señalado que su primer encuentro con el teatro fue por perseguir a una chica. Al pedirle que nos precise las razones por las cuáles se quedó en la actuación, Ramón busca ensamblar diferentes experiencias de su vida para explicar cómo todo lo condujo a esto que es su vida. 

Señala que al inicio todo se dio como un juego y como tal se sigue sin mucha reflexión. Reconoce que nunca quiso ser actor pero al estar ya en el ambiente se cuestionó el por qué le gustaba tanto, así empezaron a surgir los recuerdos, entre ellos, las historias que le contaba su abuela materna, escuchar las historias y las conversaciones en quechua entre su abuela, mamá y tías, era fascinante para él. Recuerda que de niño cuando escuchaba huaynos le daban muchas ganas de llorar y, un momento clave sería un día en su adolescencia cuando vio una película y salió extasiado, su emoción no era correspondida con el resto, a nadie le había le había gustado la película, lo que le desconcertó. 

Nos precisa: Pasaron los años, vino esta experiencia de que por perseguir a una chiquilla me metí aun grupo de teatro y ni bien ingrese el director – Carlos Padilla – me nombró protagonista, y le dije: yo nunca he actuado
cómo voy a hacer, siquiera dame un papel chiquito del mozo, del mayordomo que siempre es el asesino, pero protagonista no fastidies, entonces me dijo: si yo te digo que lo puedes hacer es porque lo puedes hacer y así fue. Eso fue el 2 de febrero del 77 y en marzo del 77, al mes siguiente, yo estaba en la Católica, porque yo estudiaba en la de Lima Comunicaciones.

Entonces esas cosas comenzaron a implicar una de las características que tenemos los actores, es la sensibilidad, el alto grado de sensibilidad y la capacidad de juego, hasta ahora sigo jugando, me encanta jugar y esta vocación escondida que no me imaginé que yo la tenía. Un día me sorprendió cuando leí algo que decía “Tú no buscas la actuación, la actuación te busca a ti” y así fue me buscó, me encontró y acá me tiene.

Teatro, cine o televisión

Siendo un actor que ha participado en el teatro, el cine y la televisión le preguntamos dónde se siente más a gusto y rápidamente nos señaló: Los actores actores, en su mayoría, van a decir los mismo: el teatro, porque es un proceso de creación permanente donde te dan el guion, comienzas a estudiar, das la primera lectura, luego viene comprender la historia, cómo es la historia, de dónde viene, a dónde va, qué es lo que quiere, comienzas a entender tu personaje, la relación de tu personaje con el resto y ahí todo un proceso creativo.

Un momento memorable

Nos comenta que hubo un momento que no necesariamente fue de satisfacción pero que lo hizo pensar mucho: En una escena de tres personajes, yo estaba parado en el centro y los otros dos personajes estaban en diferentes lugares, yo suelto un texto y el director manda a corte y me dice: “Ramón, no estás en tú casa”. Me dolió, me dio ganas de decir una lisura y dije es el director, al margen de que ya te chancaron tu ego, analiza lo que te está diciendo, y comencé a pensar, a revisar de nuevo la escena, una escena que la había preparado semanas y la comencé a revisar en minutos, en segundos y me di cuenta del error, entonces, le pedí al director: ¿Puedo hacerlo de nuevo, por favor?, es una propuesta, por favor. Hice la propuesta y cuando terminó dijo: eso es Ramón, eso es, queda. 

Quien me llamó la atención era Paolo Sorrentino, ganador del Oscar en el año 2014 y estaba en Roma trabajando con dos actores, un italiano y el otro era Serbio, la escena era en italiano, entonces fue un momento que yo recuerdo porque me chocó mucho pero aprendí mucho. Aprendí sobre todo, más que la técnica, a manejar tu soberbia, a controlarte, educarte, a conocerte. Creo que lo más importante de cualquier ser humano, artista o no artista, es conocerse, saber realmente cuáles son tus limitaciones y reconocer que si te equivocaste, te equivocaste, no echarle la culpa a otros, hay gente que le encanta echarle la culpa a los demás.

Un secreto para ser buen actor

No hay ningún secreto, es tu capacidad, tu esfuerzo, tu trabajo, siempre nos dicen a nosotros y lo he comprobado, nuestro trabajo está fundamentado en 99% sudor y 1% de talento. Es trabajo, trabajo.

Aporte a la cultura peruana

Preguntarle a Ramón cuál considera que ha sido su aporte a la cultura le sonó rimbombante, sin embargo, revisa su actuar y encuentra acciones que le enorgullecen: En todo caso mi trabajo como profesor, la primera clase que tengo consiste en decirles a todos los muchachos vamos aprender a aprender, acá tenemos que desarrollar el sentido crítico, el pensamiento crítico, no acepten nada de lo que yo digo, cuestionen todo lo que yo digo. Nos han educado mal, nuestro sistema educativo para mi es pésimo, no nos educan sino nos adiestran como animales, tal cosa es así, tal cosa es asá, no te permiten pensar. Hace poco me he enterado que van a recortar a menos de la mitad el presupuesto de la ENSAD ¿Qué cosa es lo que pretenden, cerrarla?, está prohibido pensar, es peligroso pensar. Entonces yo creo que el aporte a la cultura es que los alumnos que llegan a mi, no todos porque no todos captan lo mismo, pero lo que si logran, se van con una idea clara de que es lo que deben hacer en la vida, que ya no deben aceptar de forma fácil todo lo que se dice por lo menos en los medios de comunicación.

“La vida es sueño” en el Teatro La Plaza y en el Festival de Almagro

“La vida es sueño” es una obra teatral apta para niños que se está presentando desde el mes de mayo en el Teatro La Plaza y que fue aceptada para participar en el Festival de Almagro, España, el próximo mes de julio. Sobre su experiencia y participación Ramón nos cuenta: Recuerda que a finales del año pasado lo convocaron para hacer “La vida es sueño” en su versión original, para interpretar a Clarín, pero no pudo aceptar porque en ese momento estaba haciendo la obra “Los Inocentes” en la Universidad de Lima, que fue un éxito total una obra muy fuerte pero me divertí mucho. Y después me llaman y me invitan a participar en “La vida es sueño” pero esta es una versión infantil, espérate un ratito, me estas diciendo que la “La vida es sueño” que es un tema existencial va a ver una versión infantil ¿Cómo es eso?, ¿Cómo le vas a explicar a los niños eso?, de eso se tratan me dicen. Ya me picaste la curiosidad, vamos a hacerlo.

Cuenta además, que al inicio vio a su director Fito Valles, muy chiquillo pero al poco tiempo pudo ver su potencial: es un extraordinario profesional, con una sensibilidad y sobre todo inteligente, ha sabido usar todas las capacidades de sus actores y ha creado todo. Es muy lindo trabajar así, cuando tienes gente que piensa como tú, que corre como tú y que en lugar de ponerte zancadillas más bien te ayuda a correr contigo. Yo soy el más viejo de ese elenco, todos los chiquillos saltan, brincan, vuelan por todos lados y yo tengo que andar medio cojito porque ya estoy medio cojo con las rodillas pero fui para adelante.

Sobre la participación de la obra en el Festival de Almagro nos precisa: Se grabó parte de los ensayos de la adaptación y un ensayo general y se presentó a España e inmediatamente la aprobación fue ipso facto. Además, creo que es el único país que lleva un clásico para toda la familia porque es un festival de teatro clásico, todo el siglo XVII: Racine, Moliere, Lope de Vega, Calderón de la Barca, Tirso Molina, todos de esa época, pero el único que va para los niños somos nosotros.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

¡Quiero que más gente se entere!

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

También podría gustarte

Galerías

Exposiciones de arte con #EntradaLibre

Cada semana, la ciudad se viste de creatividad y expresión artística a través de diversas exposiciones que ofrecen una mirada